9.12.07

Funciones del Hipotálamo

Funciones del Hipotálamo

El hipotálamo posee diversas funciones entre las que figuran la regulación de la homeostasis, la motivación y la conducta emocional. Estas últimas están mediadas por el control hipotalámico de la actividad autónoma y endocrina, como también por las interacciones entre el hipotálamo y otras regiones del sistema límbico.

Si se estimula eléctricamente, se observa como ciertas regiones en particular están relacionadas con unas respuestas autónomas concretas. Por ejemplo, la estimulación del hipotálamo lateral y posterior produce respuestas mediadas por el sistema nervioso simpático. La estimulación del hipotálamo anterior activa las aferencias parasimpáticos. Estas respuestas incluyen cambios en la frecuencia cardiaca y en la presión arterial. Otras funciones generales controladas por el hipotálamo comprende la ingesta de alimentos y agua, la conducta emocional y la regulación del sistema inmunológico (Bruce y col, 2006).

Los núcleos hipotalámicos son los responsables de la regulación del Ritmo Vital y de las constantes del medio interno, así el hipotálamo como estructura e integrado con sus núcleos posee las siguientes características regulativas:

Regulación de la Temperatura: tiene lugar en el Hipotálamo Anterior y nos defiende de la hipertermia mediante la vasodilatación, aumento de la sudoración y disminución de la actividad cardiaca. El Hipotálamo posterior nos defiende de la hipotermia mediante la vasoconstricción general, disminución de la secreción sudoral y escalofríos. Si se lesiona el primero hay accesos de hipertermia. Si se lesiona el segundo el individuo adquiere la temperatura del medio ambiente, volviéndose poiquilotermo (Bosch, 2002, párrafo 1).

Regulación del metabolismo del agua: el núcleo Supraóptico segrega la Hormona Antidiurética que favorece la reabsorción de agua a nivel de las porciones distales de los túbulos renales. Cuando se lesiona esta parte se produce "Diabetes insipida". Según las necesidades de agua del organismo se regula la secreción de hormona. Estas necesidades son percibidas gracias a los numerosos capilares que hay en los núcleos Hipotalámicos, denominados osmoreceptores (Bosch, 2002, párrafo 2).

Regulación del apetito: corre a cargo de los núcleos del Túber. Cuando se estimulan aumenta el apetito. El núcleo ventral (territorio Hipotalámico Medial Posterior) inhibe el apetito. Del equilibrio entre ambos núcleos dependerá el apetito normal. La lesión del núcleo ventral provoca un aumento del apetito y ello hace que el individuo adquiera la "Obesidad Hipotalámica"; la lesión del núcleo del Tuber inhibe el apetito (anorexia) produciendo adelgazamiento llamado "Caquexia Hipotalámica" (Bosch, 2002, párrafo 3).

Regulación de las funciones vegetativas o idiotropas: regula las funciones respiratorias, vascular (vasodilatación o vasoconstricción, cardíaca, digestiva, etc.) para el control de estas funciones, al Hipotálamo podemos dividirlo en:
- Hipotálamo Trofotropo: correspondiente al Hipotálamo anterior, el cual disminuye las actividades vegetativas, ahorra desgaste al individuo (de aquí en adelante le uniremos al S. N. Parasimpático).
- Hipotálamo Ergotropo: correspondiente al Hipotálamo posterior, el cual activa las funciones vegetativas (de aquí en adelante le uniremos con el S. N. Simpático) (Bosch, 2002, párrafo 4).

Regulación del mecanismo Sueño-Vigilia: la lesión de la parte posterior del Hipotálamo va acompañada de un estado de somnolencia. No se conoce el mecanismo que posee el Hipotálamo para regular el mecanismo del sueño-vigilia, pero se supone que actúa a través del Sistema Reticular Talámico (parece que los mecanismos del sueño estarían a nivel del Hipotálamo Anterior, mientras que los de la vigilia estarían a nivel del Hipotálamo Posterior) (Bosch, 2002, párrafo 5).

Regulación de los mecanismos de la emoción: El hipotálamo es el centro donde se somatizan las manifestaciones emocionales, traduciéndose en cambios de las funciones psicológicas y orgánicas de tipo vegetativo. Está íntimamente relacionada con la función reguladora vegetativa (Bosch, 2002, párrafo 6).

Regulación de la Hipófisis: se ha comprobado que el Hipotálamo regula tanto el Lóbulo Anterior como el Posterior de la Hipófisis. Hipotálamo e Hipófisis forman una unidad funcional; el Hipotálamo o Glándula Diencefálica segrega todas las hormonas que antes se consideraban hipofisarias y estas llegan en forma de prehormonas a la Hipófisis que las depura y las envía al torrente circulatorio (Bosch, 2002, párrafo 7).

Imagenes descargables

Loading...

Videos Relacionados

Loading...